Esto es lo que debes evitar en tu rutina de cuidado vaginal

No siempre lo que aparece en la televisión o en las revistas femeninas a cerca de los cuidados que se deben tener en cuenta para cuidar de la zona vaginal son ciertos. A veces solo por promocionar y atraer a más clientes femininas, les ofrecen la causa de un problema. Aquí te contamos algunas de las cosas que no debes implementar en tu día a día.

1. Es necesario tener la vagina limpia, pues es una zona que está expuesta a diferentes enfermedades y trastornos. Sin embargo, los famosos baños de vapor no son tan efectivos como dicen que son, pues las hierbas no asegurar una limpieza profunda y los vapores pueden causar lesiones o quemaduras graves.
2. Otra manera muy común de limpiar la vagina son las duchas vaginales. Quienes las recomiendan afirman que son efectivas para prevenir infecciones y evitar el mal olor. En realidad, estas duchas provocan que la flora bacteriana que protege la vagina se vea alterada y con ello el pH.
3. Aunque el uso excesivo de detergentes y/o perfumes pueden garantizar un aroma a flores, provocan resequedad y un desequilibrio en el pH por el su contenido químico.
4. Los tratamientos con aceites esenciales son muy efectivos para diferentes zonas del cuerpo, menos para la vagina porque pueden causar quemaduras, infecciones, lesiones cutáneas o alergias.

Esperamos pongas en práctica nuestros consejos para que tu vagina se encuentre en óptimas condiciones de salud. Si deseas darle belleza a esta importante zona, te invitamos a agendar una citavisitar nuestra clínica en donde podemos ayudarte a lucir mejor.

6 mitos vaginales que debes dejar de creer ahora mismo

En sí, la sexualidad tanto de hombres como de mujeres ha sido materia para crear mitos, que con el paso de los años se han convertido en verdades para algunos, sobre todo para las mujeres. Aquí seis que debes borrar de tu cabeza ahora mismo.

  1. El tamaño de la vagina no es universal, existen diferentes tamaños. Generalmente, esta mide entre 6 a 8 centímetros, pero cuando es estimulada, aumenta su tamaño, entre 10 a 12 centímetros.
  2. La mujer no eyacula. Cuando la mujer tiene un orgasmo la uretra expulsa un líquido, al cual lo acompaña un placer muy intenso.
  3. El tamaño de la vagina durante el parto sí aumenta. Sin embargo, después, vuelve a su tamaño original.
  4. El tamaño del pene no importa, ya que el punto G está situado entre 3 y 5 centímetros de la entrada a la vagina, así que cualquier pene puede alcanzarlo.
  5. Las duchas vaginales no son un método anticonceptivo ni previenen enfermedades de transmisión sexual, lo que sí pueden lograr es un desequilibrio en la flora vaginal.
  6. No siempre que hay himen, la mujer es virgen. En el caso de algunas, debido a golpes o caídas se les rompe. Hay otras, cuyo himen es muy elástico y no se rompe.

Si estás en desacuerdo sobre el aspecto de tu zona íntima, conoce nuestros procedimientos para ayudarte a encontrar la tranquilidad y la comodidad que toda mujer debe sentir por su cuerpo. También puedes agendar una cita y visitar nuestro consultorio para encontrar respuesta a todas tus dudas.

Si quieres tener una vagina saludable estos son los 8 pasos que debes seguir

El estado de tu vagina es tan importante como el estado de las otras partes de tu cuerpo. Aunque se trate de un órgano que en la mayoría de los casos está cubierto, no quiere decir que esté protegido un 100%, por lo que es necesario ser cuidadosa con los hábitos y cuidados que se tienen con dicha zona. A continuación te contaremos los más importantes.

  1. Lava tu vagina regularmente en el día.
  2. Limpia tu vagina de adelante hacia atrás.
  3. Durante la menstruación, opta por la copa menstrual no solo por su practicidad y economía, sino por el bien que le hace a tu vagina.
  4. Revisa la calidad de los pantis que usas.
  5. Cuida de tu vida sexual.
  6. Consume alimentos nutritivos y saludables.
  7. Realiza actividad física, sobre todo ejercicios para la zona pélvica.
  8. Visita al ginecólogo frecuentemente.

Si sigues estos pasos, seguramente no sufrirás de trastornos o enfermedades que afecten tu salud vaginal. Si quieres conocer sobre otros tips o tratamientos para tu zona íntima, puedes visitar nuestra sitio web.

¿Quieres embellecer el aspecto de tu zona íntima? Haz clic aquí y visita ahora nuestra clínica para encontrar juntos el tratamiento que te devuelva la autoconfianza.

 

Salud vaginal: ¿cómo prevenir los malos olores en tu zona íntima?

Tu zona íntima, al igual que otras zonas de tu cuerpo, transpira, lo que genera olores, sin embargo, en algunas ocasiones los olores que se presentan pueden ser más fuertes de lo normal. Cuando esto sucede, debes averiguar la causa de inmediato, porque algo no anda bien. Si quieres conocer las posibles causas de esto y las medidas que puedes tomar, continúa leyendo.

Los olores fuertes que provienen de la vagina pueden ser indicios de una infección o enfermedad de transmisión sexual. También pueden ser causados por no llevar una higiene íntima correcta, o por el uso de ropa demasiado ajustada o de prendas húmedas.

Entonces si quieres evitar esta incómoda situación, estos son los pasos que debes seguir:
  • Eliminar el uso jabones líquidos para el cuerpo y jabones en barra con fragancia en la zona vaginal.
  • Evitar las duchas vaginales para limpiar el área vaginal.
  • Consumir yogur.
  • Dejar los alimentos que contienen mucha azúcar y levadura, tales como el pan, la cerveza, los champiñones, entre otros.
  • Minimizar el uso de los protectores diarios.
  • Usar ropa interior de algodón.
  • Aplicar una mezcla de aceite de árbol de té y agua en tu zona vaginal.
  • Pasar un pañito humedecido con vinagre de manzana por la vagina.

En nuestro blog existen muchos consejos y guías para mantener la salud de tu zona íntima en las mejores condiciones posibles. En nuestra clínica, existen diversos tratamientos para devolverle a tu zona íntima la juventud y la belleza que ha perdido por el paso del tiempo. Haz clic aquí y déjanos resolver tus dudas ahora.

 

Salud vaginal: ¿Por qué es tan importante la elección de la ropa interior?

 

La elección de tu ropa no debe hacerse a la ligera, ya que una mala elección, tanto en el tipo de panty como el material con el cual esta hecho, puede influir en tu salud vaginal. Aquí te daremos unos tips para que tengas en cuenta al momento de elegir.  

La ropa interior es la encargada de hacer las veces de capa protectora de la piel las zonas más sensibles de tu cuerpo. Pero cuidado, este tipo de prendas también debe protegerte desde afuera hacia adentro si no quieres sufrir alteraciones en tu zona íntima. A continuación nuestra guía para elegir tu ropa interior sabiamente.

En la búsqueda de la ropa interior ideal debes tener en cuenta:
  1. La cantidad de la circulación del aire: evita los pantis demasiado ajustados, ya que los pantis que se adhieren mucho y no permiten el paso de aire producen más calor en la zona, provocando la aparición de humedad.
  2. El tipo de tela: La tela es un factor muy importante que debes considerar, la más recomendable es la de algodón, ya que es cómoda y permite que la zona vaginal se mantenga ventilada.
  3. Los puntos de contacto de la tela con la piel: Si evitas usar pantys como la tanga que tienen contacto directo con la piel, podrás minimizar la aparición del olor vaginal. Esto se debe a que la tanga queda adherida no solo a la vagina, sino también al ano, lo cual permite el paso de bacterias de un lado al otro y a su vez la creación de infecciones y olores. Para evitar esto, puedes usar: 1) las pantaletas clásicas, 2) los boyshorts o 3) los boxers para dama.

Te invitamos a hacer clic aquí para que encuentres todos los tratamientos que tu zona íntima necesita para lucir bella y juvenil. También podrás encontrar en nuestro blog información sobre cuidados vaginales, y la explicación de nuestros tratamientos y procedimientos que te ayudarán a elevar tu belleza y autoestima y llevar tu salud vaginal de la mejor manera. 

¿Resequedad vaginal? Aquí te decimos por qué aparece y cómo combatirla

La resequedad vaginal es un trastorno común en la mujeres, sobre todo en aquellas que están en la etapa postparto o están atravesando por la menopausia. Si quieres saber sobre las causas y el tratamiento de esto, te invitamos a leer este artículo.

La resequedad es aparece porque los estrógenos, hormonas sexuales generadas por lo ovarios, no realizan su tarea efectivamente que es mantener los tejidos de la vagina lubricados y saludables. Entonces si estás pasando por esta etapa, estas son las mejores maneras para controlar este problema:

1. Evitar el uso excesivo de jabones, lociones y perfumes.

2. Ser aseada, pero no abusar de las duchas vaginales.

3. Eliminar el consumo de tabaco

4. No consumir cualquier medicamento.

5. Minimizar el uso de tampones

6. Llevar una dieta saludable

7. Mantenerse hidratado

8. Hacer ejercicio

Finalmente, recuerda que para mantener tu salud vaginal en buen estado, debes visitar al ginecólogo regularmente. La vagina es una parte muy delicada y un descuido podría causar graves consecuencias.

Esperamos que nuestros consejos sean de tu utilidad. Si algo no te gusta de zona íntima sencillamente cámbialo. Ahora tienes el poder y nosotros estamos dispuestos a ayudarte, haz clic aquí y agenda tu cita ahora.

Con estos consejos podrás evitar fácilmente la transpiración vaginal excesiva

El sudor en la zona vaginal es algo normal, pero puede ser más abundante en unas mujeres mucho más que en otras. Para aquellas que sufren de este fenómeno de manera excesiva, las invitamos a que lean este artículo, pues en el encontrarán algunos tips para tomar control de este asunto.

La transpiración vaginal comienza a aparecer en la pubertad, justo cuando empiezan los cambios hormonales. A esa edad seguramente esta actividad no representa un problema, aún así este se va originando con el paso de los años, además se va agravando al punto de provocar picazón, olores fuertes e incluso infecciones y hongos vaginales.

Para evitar que el sudor se agrave y provoque dolores de cabeza, recomendamos:
  1. Lleva una dieta saludable la cual contenga alimentos como verduras y frutas en grandes cantidades.
  2. Evita el consumo de azucares y del alcohol en exceso.
  3. Permanece en un estado de hidratación continua.
  4. Elige la ropa intima apropiada: que no te ajuste y que sea de algodón en su mayoría.
  5. Intenta cambiar la ropa íntima con regularidad para evitar que se acumule la transpiración.
  6. Reduce el uso de toallitas intimas o protectores diarios en abundancia.
  7. Aunque parezca increíble, practicar alguna actividad física puede hacer que se reduzca el sudor vaginal.
  8. Procura lavar tu vagina al máximo tres veces al día.

Estos cuidados son sencillos y te ayudarán a sentirte tranquila y cómoda con los procesos naturales que ocurren en tu zona íntima. Si quieres conocer más tips para cuidar de tu salud vaginal, te invitamos a visitar nuestra página. Seguro encontrarás información que te será de gran ayuda, también podrás encontrar tratamientos y prácticas que mejorarán la apariencia de tu zona íntima para devolverle su belleza, haz clic aquí.

Aclara tus dudas sobre la depilación permanente y da un paso más hacia tu tranquilidad

Seguramente has escuchado o leído que la depilación permanente es peligrosa, sobretodo en la zona vaginal, pues resulta que eso es solo un mito. Depilarte definitivamente aunque elimine de manera permanente el vello, no perjudica la salud vaginal. Aquí te contamos todo sobre cómo se hace y cuales son sus beneficios.

Actualmente son más las mujeres que se someten a la eliminación de vello púbico permanente que a los métodos tradicionales y habituales. Esto se debe a que la depilación permanente no es dolorosa ni requiere de constancia.

Las zonas a las que se les remueve el vello permanentemente son: las ingles, la zona del Monte de Venus, los labios grandes y la zona perianal. La única parte que se omite son los labios menores por lo que allí no hay vello y si lo hay no es abundante.

Por otro lado, la depilación permanente ayuda a:

  • Dar la sensación de limpieza, juventud y seguridad en la vida sexual.
  • Evitar la preocupación de eliminar el vello.
  • Prevenir irritaciones y patologías cutáneas, como la foliculitis.

Ahora que ya conoces otra manera de lograr lucir tu zona vaginal libre de vello, te invitamos a hacer click aquí para que un especialista te asesore para que disfrutes los resultados de este indoloro y efectivo procedimiento.

Sencillo y de fantásticos resultados, eso es un blanqueamiento vaginal

Las depilaciones, los embarazos, los cambios hormonales, los hábitos higiénicos incorrectos, entre otros factores, son los principales causantes del oscurecimiento de tu zona vaginal. Esto, además de causar incomodidad visual, también puede afectarte psicológicamente y terminar causando daños en tu autoestima. Pero no tienes porque preocuparte o sobrepensar este asunto, ya que existen maneras de evitarlo y podemos asesorarte en una de estas, el blanqueamiento vaginal. A continuación te contamos de qué se trata este sencillo tratamiento.

El blanqueamiento vaginal es un procedimiento por medio del cual se busca devolverle el color natural a tu zona íntima. Generalmente en este tratamiento se usa una crema que contiene alrededor de 2% de hidroquinona como ingrediente activo para conseguir el efecto del blanqueamiento en la piel. Este procedimiento es muy simple y no tiene efectos secundarios, no es doloroso y sus efectos puedes notarlos en muy poco tiempo.

Si deseas blanquear tu zona intima existen algunos tratamientos caseros que contienen algunos ingredientes como el limón, el aceite de almendras y el yogurt. Pero desde nuestro punto de vista si quieres un procedimiento realmente eficaz y con resultados visibles en muy corto tiempo, lo mejor es acudir a los servicios de un profesional experto. 

Para devolverle la apariencia natural y la belleza a tu zona íntima puedes realizarte este tratamiento en cualquier etapa de tu vida ya que no tiene contraindicaciones, Si quieres conocer en profundidad todo lo que conlleva este procedimiento te invitamos a hacer click aquí y a contactar con un experto que te asesorará en todo momento para que vuelvas a sentirte cómoda y tranquila.

Conoce lo que una himenoplastia puede hacer por tu zona íntima

Para comenzar, el himen es la membrana que cierra el orificio superficial de la vagina. En la actualidad, existen procedimientos que se dedican exclusivamente a la modificación de esa pequeña y delicada parte del cuerpo femenino. En este artículo te contaremos más sobre la himenoplastia, el procedimiento que se enfoca en la reconstrucción de tu himen.

¿En qué consiste esta cirugía?

Algunas de las mujeres que se someten a estos procedimientos lo hacen por tradiciones, pues en algunas culturas el tema de la virginidad es algo sagrado mientras que otras sencillamente lo hacen por gusto, por sentirse nuevamente “virgenes”. Eso precisamente es lo que logra la himenoplastia, darte la posibilidad de volver a sentir con mayor intensidad tus relaciones íntimas, además de darte una sensación de juventud a tu zona íntima.

La reconstrucción de himen resulta ser una manera muy efectiva para volver a sensibilizar tu zona íntima, ya que gracias a este procedimiento volverás a tener aquella pared delgada que cubre parte de tu vagina. En algunas culturas, la ruptura de esa pared es tan cuestionable hasta el punto que en algunos casos las mujeres son rechazados y/o castigadas. Sin embargo, gracias a la himenoplastia eso se puede evitar.

Como mujer puedes percibir la ruptura de tu himen porque una vez sucede, la zona suele sangrar. Entonces para reconstruir el himen, es necesario juntar dos membranas mucosas las cuales dan forma a un tejido delgado. Como resultado, queda una sola capa cubriendo el orificio superficial de la vagina y cuando el procedimiento termina se deja un pequeño orificio para la salida de fluidos corporales.

Aunque la himenoplastia parezca un procedimiento complicado realmente es sencillo, no requiere de hospitalización y no deja cicatrices. Entonces, si quieres conocer más sobre como una himenoplastia puede traer de nuevo la sensibilidad a tu zona íntima, haz clic aquí y agenda una consulta profesional ahora.