Testimonios

Carla

"No sabía si es que yo estaba muy abierta o si el pene de mi esposo era muy pequeño, pero sabía con certeza que no sentía lo mismo que hace unos años y añoraba sentir como antes. Llegar al orgasmo me tomaba cada vez más tiempo y esfuerzo, pues a veces tenía que buscar posiciones especiales o apretar mis piernas para lograrlo, o si no simplemente conformarme con que él disfrutara y yo fuese un simple sujeto pasivo. Consulté a varios médicos, pero me contestaban que "eso era normal" y que debía aceptarlo; otros me indicaban unos ejercicios y mis amigas me sugirieron utilizar sustancias para mejorar mi sensación, con lo cual lo único que logré fue una quemadura en mi área íntima. Finalmente encontré a alguien con toda la disposición para escucharme y ayudarme en el hallazgo de una solución para mi problema. El doctor Jorge Alberto García no solamente me escuchó con interés, sino que además ¡nos devolvió a mi y a mi esposo esas sensaciones que ya creíamos cosa del pasado! Después de mi recuperación de la cirugía, enviamos a los niños a dormir donde mi suegra y separamos un plan romántico en un hotel. Fue un momento hermoso, de renacer de nuestra relación de pareja, porque a la vez que se convirtió en una segunda luna de miel, fue el nuevo comienzo de nuestra vida sexual. Estamos felices y agradecemos inmensamente al doctor García el gran aporte que hizo a nuestra relación de pareja. Con cariño y gratitud, Carla".

Patricia

"¡Estoy asombrada y feliz! ¡Parece que me hubiesen quitado la mía y me hubieran puesto otra!"

Andrea - 42 años

"Quería compartir las buenas noticias de mi recuperación. Hoy retomé mi práctica sexual... Nuevamente he sentido mi suelo pélvico y pude practicar sin preocuparme. Sólo tuve que concentrarme en las posturas y hacía mucho tiempo que no disfrutaba mi práctica como la viví hoy. Gracias por presentarse en mi camino".

Elizabeth - 37 años

"Me llamo Elizabeth, tengo 37 años y llevo 9 años casada. Sólo hasta ahora encontré una solución para algo que me incomodaba enormemente desde que estaba muy joven. Nunca me gustaron mis genitales, porque mis labios eran muy largos y se asomaban; me daba la impresión de que podían notarse si utilizaba ropa ajustada o un vestido de baño; además, me sentía incómoda con esa ropa e inclusive me lastimaba al hacer spinning o montar en bicicleta. Nunca antes, desde que me casé, había podido hacer el amor con mi marido tranquila, pues el pensar en la posibilidad de que el me viera allí, o peor aún, quisiese hacerme sexo oral, ¡me aterraba! Ahora, después de mi cirugía no solamente puedo utilizar hilo dental y ropa ajustada, sino que además vivo mi sexualidad con total plenitud, lo que nos ha hecho muy felices a mi esposo y desde luego a mí. Agradezco al doctor Jorge Alberto García por el magnífico resultado de la cirugía y por su gran capacidad para escuchar, comprender e interpretar lo que yo deseaba".

Ana - 25 años

“Soy Ana, tengo 25 años y me considero afortunada al decir que disfruto a plenitud mi vida sexual. A pesar de ello, sentía curiosidad respecto a la ampliación del punto G, pues lo había oído mencionar a mis amigas y también en alguna revista o programa de radio, no recuerdo bien. Lo cierto es que a través de una de mis amigas supe del doctor Jorge Alberto García y de lo que él hacía; así que decidí consultarle y finalmente me hice un diseño en mi área genital y unos meses después la ampliación del punto G. Ahora mis orgasmos son más frecuentes y mejores y por eso recomiendo este procedimiento. Ahora soy yo quien pide a mi pareja que hagamos el amor, pues gracias a que disfruto más, mi apetito sexual ha aumentado y eso nos hace felices. Un saludo especial al doctor Jorge Alberto García, espero volver a visitarlo pronto en su consulta”